TDAH en ADULTOS

Centro Conoce tratamientos de tdah para adultos

TDAH en la edad adulta

Habitualmente escuchamos expresiones como “mi hijo ha sido diagnosticado como un TDAH”, pero ¿Qué ocurre cuando un TDAH, sin diagnóstico ni tratamiento, tiene que enfrentarse a las situaciones cotidianas de la edad adulta?

En este contexto, los autores del libro ATENTA, nos presentan los problemas cotidianos a los que tiene que enfrentarse su protagonista en la edad adulta. A través de diferentes viñetas observamos cómo se desenvuelve en su trabajo, y es aquí donde presenta más dificultades para controlar sus conductas impulsivas, para concentrarse en una tarea específica o para mantener su atención.

Sin embargo, cuando un pariente suyo es diagnosticado como un TDAH, empieza a tomar conciencia de la situación y a buscar la ayuda de un profesional cualificado para recibir un tratamiento adecuado.

Un diagnóstico tardío va a comportar una serie de consecuencias en la edad adulta de la persona que dificultaran el tratamiento ya que no solo nos vamos a enfrentar con las funciones ejecutivas comprometidas. En su mayoría, van a presentar comorbilidad con otros trastornos, como por ejemplo: ansiedad, depresión, sentimientos de culpabilidad o baja autoestima, repercutiendo tanto en su ámbito familiar como laboral.

Por esta razón, realizar un diagnóstico precoz es fundamental, puesto que la prevalencia de este trastorno en la población general oscila entre el 0,4 y el 14%. Y en este sentido, debemos tener en cuenta que el TDAH no desaparece con el paso del tiempo, y no se manifiesta de igual forma en todos los pacientes, puesto que las variables propias de la persona (sexo, edad, nivel intelectual, nivel socioeconómico, entorno familiar) van a condicionar la eficacia del tratamiento terapéutico.

Dicho tratamiento deberá abordarse de forma multidisciplinar entre psicólogos, médicos y otros profesionales, combinando diferentes técnicas desde la neurociencia, la psicoterapia y la farmacología.

Cerrar menú