SUPERDOTACIÓN II

Según datos sobre estudios realizados por el Centro de Investigación y Documentación Educativa del Ministerio de Educación y Ciencia en el año 2011, el número de superdotados en España era de 300.000. Únicamente 2.650 estarían identificados. ¿Cómo reconocerlos? Lo vimos en un artículo anterior, pero…

¿Qué diferencias existen entre superdotación, altas capacidades y talento o genio?

En la actualidad se utilizan términos como superdotación, talento, genio, prodigio, para mencionar rasgos intelectuales diferentes que se encuentran dentro de la alta capacidad; llevando a la confusión de cada una de ellas.

Por ello, vamos a echar un vistazo a cada uno de estos términos, de forma que quede clara su diferenciación.

Hoy en día existen muchas definiciones, en boga se encuentran las propuestas por Jeanne Siaud- Facchin (2013)  y Terman. Para el segundo (1921), una persona es superdotada si tiene un CI superior a 130; pero esta definición está quedando obsoleta para dar paso a una visión neuroconstructivista. La primera,  nos dice que “Ser superdotado es en primer lugar y ante todo una manera de ser inteligente, un modo atípico de funcionamiento intelectual, una activación de los recursos cognitivos cuyas bases cerebrales son diferentes y cuya organización muestra particularidades inesperadas. No se trata de ser “cuantitativamente” más inteligente, sino de disponer de una inteligencia “cualitativamente” distinta.  “ Ser superdotado combina un alto nivel de recursos intelectuales, una inteligencia fuera de los límites, una inmensa capacidad de comprensión, de análisis y de memorización junto con una sensibilidad, una emotividad, una receptividad afectiva, una percepción de los cinco sentidos y una clarividencia cuya amplitud e intensidad invaden el ámbito del pensamiento. Ambas facetas están siempre entrelazadas.”

Las altas capacidades intelectuales incluyen una amplia variedad de conceptos como son la superdotación, talentos simples, talentos múltiples, talentos complejos…

Al hacer una diferenciación entre superdotado y talento podemos obtener unos ejemplos más exactos en lo que hace referencia a la identificación, diagnóstico y determinación de las necesidades educativas (Del Caño, Elices, Palazuelo, 2003). Superdotación hace referencia a la sobresaliente dotación a ciertos niveles procedentes de la capacidad intelectual (Prieto y Castejón, 2000). Algunas de sus principales características ya las comentamos en un artículo anterior y son: alta capacidad intelectual y rendimiento, alto nivel de creatividad, tenacidad para permanecer en una tarea hasta obtener el objetivo adecuado.

Pero, cuando hablamos de talento hacemos referencia a aquel sujeto que dispone de destrezas y habilidades que lo capacitan con un dominio extraordinario dentro de un área concreta: la música, la pintura, la literatura, las matemáticas… Existen numerosas clasificaciones de los diferentes tipos de talento, así como una gran diversidad de los mismos; destacamos en nuestro caso los talentos simples y múltiples los cuales se caracterizan por:   tienen una gran sensibilidad al contexto en el que desarrollan el talento, revelan su potencialidad en situaciones y tareas cercanas al área en que poseen la capacidad alta, sus niveles de motivación están muy condicionados por el tipo de talento que poseen: presentan una motivación muy alta en su campo de dominio y muy poca en el resto de dominios.

Cerrar menú